Páginas

sábado, 10 de febrero de 2018

Stop Desafiuzamentos Coruña apoia a CSO A Insumisa



A Coruña, a 10 de Febreiro de 2018

Desde Stop Desafiuzamentos A Coruña apoiamos o traballo da C.S.O A Insumisa pola sua labor de recuperación de espazos abandonados e en desuso para os ciudadáns, rehabilitando, dándolle  uso.

A recuperación do espazo e a sua labor diaria na construcción social e cultural da cidade e en si mesmo una denuncia contra o urbanismo depredador que sufrimos, especialmente como persoas que loitamos contra os desafiuzamentos. Nos mesmos, cando enfrontamos un posible desafiuzamento, nos sentimos acollidos e apoiados pola C.S.O A Insumisa, no seu espazo, nas movilizacións en defensa dos afectados e os seus dereitos.

E preciso encontrar xa o modo de colaboración e convivencia entre movimentos sociais e organización políticas, de outro xeito soamente gañan as forzas. intereses e poderes que non favorecen a defensa dos dereitos sociais.

¡Hoxe dia 10 de Febreriro estaremos na manifestación de apoio a CSO A Insumisa!

¡A insumisa non se merca!

¡Dez, cen, mil centros sociais!

¡A loita e o unico camiño!

¡Vemonos nas ruas!

miércoles, 24 de enero de 2018

Reunión con Caixabank


Este xoves, as 10 da mañá, acudiremos as oficinas de Caixabank na Rua Sanchez Bregua para buscar unha solución o desafiuzamento, marcado para o vindeiro 15 de febreiro, da nosa compañeira Elena, que vive unha situación de risco de exclusión social, e que é usuaria dos Servizos Sociais dende 2002.

Elena convive en Cambre cunha persoa dependente cunha discapacidade do 82%, que carece de recursos económicos para vivir de forma independente, a que lle presta apoio nas suas activiadedes básicas da vida diaria.

lunes, 8 de enero de 2018

La unidad por el derecho a vivienda frente al poder económico y politico

Hoy al mediodia, los Reyes Magos de STOP Desahucios de A Coruña han entregados su regalo a la BANCA en este día señalado: CARBÓN, un "premio" merecido por su papel en la crisis y, muy en particular, en la perdida de viviendas de los más desfavorecidos tanto por hipotecas como por alquileres. No son los únicos responsables, pero si unos de los más importantes.


Ellos recibieron rescate con el dinero de todos, en contra de la opinión de muchos, pero se niegan muy a menudo a poner su granito de arena para facilitar el rescate de las personas y el cumplimiento de sus derechos fundamentales, incluso cuando la administración aporta medios económicos y materiales para cubrir todos o parte de los gastos.

A Coruña, a 5 de Enero de 2018
Ante el Banco de España

¿Funciona la DEFENSA del DERECHO a VIVIENDA?

Vemos demasiado a menudo en estos tiempos como las personas pierden su vivienda, ya sea propia o en alquiler, y enfrentan enormes dificultades para encontrar espacios alternativos, incluso con ayudas públicas. El efecto inmediato: las personas pierden la vivienda y se encuentran en la calle sin alternativa.

La banca, la Justicia, la administración... Muchos actores para una obra lenta, tediosa y a menudo vacía de contenido, aunque palabras vacias y apoyo mediático no les falten.

La realidad es terca; las familias tienen dificultades para encontrar trabajo o acceder a fuentes de renta alternativas; para afrontar la alimentación diaria, los recibos de los servicios más básicos, el gasto de vivienda, el material escolar de sus hijos y sus matriculas... y tantas otras cosas.

Ante ABANCA con el CARBON preparado

La BANCA, tan dispuesta al riesgo especulativo, tan prepotente al manipular desde una posición de fuerza clausulas hipotecarias y contratos de alquiler; tan dada a promover procesos de desahucio, cobrar comisiones abusivas, imponer garantiás excesivas y gastos cuyo coste repercuten sobre el cliente, pero enfocadas solo a garantizar su ganancia y/o derecho. 
Es lamentable ver que todo perjuicio se enfoca sobre el eslabón más debil, sin asumir ninguna responsabilidad o pérdida.

Ante el Banco de Santander

La Administración no proporciona los recursos necesarios para afrontar el cumplimiento de los derechos más básicos (al menos no los suficientes), es lenta, compleja y obliga a un exceso de burocracia que se prolonga en el tiempo como la historia interminable.

Ante CaixaBank

La Justicia, tan rápida y favorable para defender los derechos de la BANCA, es lenta y torpe para defender los derechos de las personas. Fallan muchos de los abogados en la defensa de los afectados, los fiscales en hacer respetar la Ley a la BANCA, los jueces en dictaminar adecuadamente con unas leyes ya de por si manifiestamente  ineficientes o inútiles para defender el derecho a vivienda que dicen defender...

La Política, que nutre desde Gobierno y Oposición al Estado. y no promueve Leyes justas ni procura promover y garantizar desde el Ejecutivo, los Grupos que apoyan al Ejecutivo o la Oposición el cumplimiento de las Leyes o su adecuada modificación en tiempo y forma cuando se hace necesario...

¿Quién defiende los derechos sociales de las personas?

Muchos parecen dispuestos a defender sin embargo los derechos de BANCA, Empresas, Colectivos profesionales de la Administración, de la Justicia, la BANCA.... El individuo está solo, la colectividad es su única fuerza frente a gigantes que pocas veces se ven derribados por un David, incluso aunque tengan pies de barro. 

El individuo y la colectividad en DEFENSA de los DERECHOS de TODOS

Los hechos demuestran que solo las personas, desde la individualidad o la actuación colectiva, proporcionan asesoramiento adecuado en la defensa de los derechos ante la Administración, la Justicia, la Política, la BANCA, las Empresas... A menudo, que no siempre, la lucha individual está condenada al fracaso, la lucha colectiva, habitualmente desde fuera de toda estructura formal, proporciona conocimiento, apoyo, fortaleza y recursos de modo desinteresado y persistente en el tiempo.

Alli donde fallan todos los poderes, contando con recursos humanos, materiales y económicos, funciona el espíritu de apoyo mutuo desinteresado. el esfuerzo y la solidaridad.
En última instancia, cuando todas las vías establecidas fallan, el apoyo decidido de las personas y los colectivos sociales forma la última barrera de defensa del respeto a los derechos sociales de las personas.

Una persona dispuesta a unirse a otras y luchar por sus derechos, es lo único necesario para empezar una lucha justa con posibilidades... La suma, la matemática de la palabra SOCIAL a pie de calle, allí donde nada más parece llegar.


Dada la dificultad de mostrar la totalidad de las fotos de la acción en un espacio limitado, puede ver ltodo en un albun de Stop Desahucios de A Coruña lamado "Entregando CARBON a la BANCA" desde AQUI.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Pablo y Magdalena defienden su derecho a vivienda frente a Abanca

A Coruña, a 15 de Diciembre de 2017


Pablo y Magdalena, tal como anunciabamos en redes expresaron hoy su protesta ante ABANCA para defender su derecho a vivienda. Este, como tantos otros procesos de desahucio, es un proceso de largo recorrido en el que, para defender su derecho, se ven enfrentados a la banca (en este caso ABANCA) y, en el proceso, se ven obligados a recabar información de instituciones como el Banco de España, la CNMV y otros reguladores para obtener la información precisa que aclare la situación concreta de su caso. Una ardua tarea que parece no tener fin, una carrera de obstaculos en la que todo parece estar en contra de la defensa del derecho.

Una vez aclarada la situación real deben acometer su propia defensa, cuyo primer paso, la designación de abogado es una de tantas tareas, para luego aportar información veraz de las circunstancias que necesitan aclarar ante la justicia en su proceso de desahucio y, por otra parte, tatar de negociar con la entidad que ha instigado el desahucio de su vivienda habitual.

Ante el escaso apoyo de organismos oficiales e instituciones, los afectados se ven obligados a buscar apoyo en otros afectados con experiencia. Es así como surgen los colectivos ciudadanos como Stop Desahucios, la PAH y organizaciones con una estructura formal como las asociaciones de afectados. En ellas consiguen orientación legal y apoyo en sus negociaciones para hacer valer sus derechos.



El proceso no ha terminado, la negociacion y el proceso legal siguen abiertos, una batalla más en una "guerra", en la que "David" ha de emplear el conocimiento, la habilidad y, cuando es preciso, la protesta pública, para defender un derecho tan básico como el de una vivienda dígna, algo que el Estado debería defender, actuando de garante del cumplimiento del derecho.

En la prensa diaria: 
Una familia puede perder su casa por una deuda de 1.800 euros